Caricaturas Profesores Caricaturas

Desde El chavo del ocho hasta Los Padrinos Mágicos, pasando por Los Simpsons y otros, el profesor ha sido siempre el objeto de las burlas y bromas de los niños estudiantes. El profesor ha sido, es y al parecer, será la caricatura clásica y perfecta.

“La caricatura está en su contexto, tanto como en él como personaje. Es de una época en donde los ‘maestros’ no enseñaban con la dedicación que él lo hace y en ese sentido representa una critica al sistema”

El profesor es el símbolo del ridículo ante los estudiantes y en él se concentran todas las risas. Pero no es una mera casualidad.
El profesor Jirafales; un hombre esforzado, trabajador, sacando adelante a jóvenes que hoy llamaríamos ‘en riesgo social’; haciendo un trabajo increíble; es ridiculizado tanto dentro como fuera del aula. Anda a la siga de una viuda a la que no consigue por timidez; es un tanto soberbio con su conocimiento y corrige siempre a quien se equivoca en el lenguaje. La caricatura está en su contexto, tanto como en él como personaje. Es de una época en donde los ‘maestros’ no enseñaban con la dedicación que él lo hace y en ese sentido representa una critica al sistema; por otro lado los alumnos nunca aprenden mucho ni entienden todo lo que se les dice por lo que esa ‘propuesta’ puede perfectamente quedar en el olvido. Desde siempre, el hombre ha caricaturizado personajes de distintos ámbitos de su vida; dictadores, presidentes, futbolistas, rock stars, deportistas, etc., se podría decir que la caricatura cruza todo el ámbito de la vida humana, desde lo más sacro a lo mas profano. Sin embargo, si dejamos de lado aquella caricatura inofensiva, aquella que se limita a buscar una mueca de risa y nos concentramos en aquella que ridiculiza y busca reflejar defectos; entonces, podemos volver a las 3 series que he mencionado y fijarnos en el profesor.

“Es el agente coartador de imaginación de la serie. Es aquel que busca acabar con la mágica posibilidad que tienen los niños de tener alguien quien cumpla sus deseos”

El profesor Denzel Crocker, de Los Padrinos Mágicos, es un personaje irritante. El clásico profesor cabrón. Sus alumnos nunca aprueban con buena nota la asignatura y su clase es más una descarga sádica de la triste vida que lleva que una vocación prístina y honesta. Además, esa obsesionado con descubrir los padrinos mágicos del protagonista, Timmy Turner, es decir, es el agente coartador de imaginación de la serie. Es aquel que busca acabar con la mágica posibilidad que tienen los niños de tener alguien quien cumpla sus deseos (entendamos a los padrinos como una metáfora de lo que la imaginación puede hacer, lo que se confirma en que nunca su realidad es cambiada a tal punto que sus padres lleguen a enterarse de lo que ha ocurrido; así, los padrinos funcionan como amigos imaginarios y Crocker va tras ellos). La pregunta es ¿no está ahí un profesor para echar a volar la imaginación de los jóvenes en lugar de intentar censurarla y eliminarla?

“La maestra Edna Krabappel, el director Seymour Skinner, etc., muestran la decadencia total de un sistema educativo que no funciona”

Por último, los profesores de la serie Los Simpsons, la maestra Edna Krabappel, el director Seymour Skinner, etc., muestran la decadencia total de un sistema educativo que no funciona. Los alumnos se mofan constantemente de una profesora (Krabappel) que esta mas preocupada de encontrar pareja que de poner a pensar a sus estudiantes. Asimismo, Lisa, la genio de la escuela, no aprende en la escuela sino de manera autodidacta; en la escuela solo recibe A+ y es prácticamente la única en clases, la ñoña que hasta su profesora desprecia un poco. Si mencionamos al director Skinner (hábil parodia desde el nombre al modelo conductista de aprendizaje; la referencia es a Burrhus Frederic Skinner) no podemos olvidar la ironia evidente que es que un veterano de guerra fracasado, que vive en casa de su madre (quien lo domina y controla) sea el director de una escuela. Siempre tratando de reducir costos, cortando programas de estudio, coartando las libertades de los niños, etc. Es a mi juicio la parodia mas completa de un sistema educativo que nada hace por sus estudiantes además de dejarlos después de clase escribiendo en el pizarrón, ‘no debo…..’ infinitas veces. En el capitulo Vocaciones Distintas hay una escena en donde los maestros están desesperados debido al robo de sus libros de respuestas y se preguntan cómo darán sus clases.

Veo, luego del pequeño análisis, que no es casualidad que los profesores sean objeto constante en la comicidad que tiene una serie; no es casualidad que sean objeto de burlas. Su aparente ‘autoridad’ es puesta en juego en cada episodio y con ello se esta haciendo un llamado a acabar con ese modelo. A acabar con el profesor que se planta enfrente de los estudiantes y los condiciona con evaluaciones; que corta las alas de sus mentes imaginativas, que los baja ‘a tierra’ y prepara para un mundo cruel y terrible. Ese mundo que es su vida y el traspasa a sus alumnos.

“Creo que podemos aprender mucho de estas caricaturas, no solo reírnos de ellas, sino ver en ellas la razón de falla de numerosos sistemas educativos que se centran en el curriculum, en el trabajo de contenidos, en el presupuesto estatal y parecieran olvidar la educación de los niños y jóvenes a nivel pragmático, a nivel emocional”

Creo que podemos aprender mucho de estas caricaturas, no solo reírnos de ellas, sino ver en ellas la razón de falla de numerosos sistemas educativos que se centran en el curriculum, en el trabajo de contenidos, en el presupuesto estatal y parecieran olvidar la educación de los niños y jóvenes a nivel pragmático, a nivel emocional. Sistemas que no entregan herramientas a los jóvenes ni desarrollan su inteligencia, es decir, su capacidad de resolver problemas y/o encontrar soluciones a determinadas situaciones. Sistemas que, muy similares al régimen universitario, buscan llenar a estudiante de un conocimiento erudito que no se ancla en ningún puerto de la vida real.

Aprendamos de estas caricaturas, no demos pie a nuevas caricaturas donde el profesor sea el objeto del ridículo y la burla; acabemos con esa autoridad autocomplaciente y dediquémonos a colaborar, a generar aprendizaje.

¡Hagamos que Phineas y Ferb puedan divertirse en el período de clases y no sólo en sus vacaciones!

Finalmente quiero agradecer personalmente a Cecilia González por darme la idea, en las constantes conversaciones que tenemos, para escribir este artículo, ya que, en gran parte, este es el tema de su tesis para optar al grado de Licenciada en Literatura.

About these ads

5 pensamientos en “Caricaturas Profesores Caricaturas

  1. muy bonito el discurso ( no lo digo en mala, enserio hasta yo me he encontrado diciendole lo mismo a mis apoderados jajajaja) pero la realidad con los jovenes es que no estan motivados en nada .. como hacerlo? .. como lograr que se encanten con ALGO en el liceo … a mi parecer los chicos perdieron la capacidad de sorpresa, emotividad, curosidad, etc,( soy profesora de historia por ejemplo cuando tratamos el holocausto judio los chicos se reian de las masacreas despues me mostraron videos juegos parecidos a las masacres, yo quede plop) no quieren nada .. estan desencantados con la vida, del mundo todo…. y con respecto a que el profesor debe dejar de ser AUTORITARIO (¿?) no haz escuchado de las acusaciones de persecusion del profesor a tal o cual alumno o el trauma que proboca las malas calificaciones en un alumno de PIE … etc.

    ufff disculapa si te moleste enserio necesitaba decirlo jajjaja gracias por el espacio es muy necesario,,,, GRACIAS!!!

    • No escribí el artículo pero encuentro interesante tu preocupación, Nancy. A mi modo de ver, ninguna de esas capacidades se ha perdido, solo se encuentran dormidas. Tuve la suerte de trabajar en La Pintana durante casi 4 años y conocer niños y niñas con cero interés. Al principio fue difícil, lo asumo. Definitivamente la motivación no era su punto fuerte, pero me di cuenta que si eso era lo que faltaba, eso era lo que había que trabajar, y tardé casi un año entero en lograrlo. Al final valió la pena.

      A lo que voy con esto es que comprendo tu situación porque la he vivido, pero ante los problemas siempre existen soluciones. En mi caso, partí por darme tiempo de conocer a mis estudiantes, sensibilizarlos. Volqué la atención sobre ell@s mism@s y a partir de ello comencé a desarrollar contenidos y habilidades. Trabajar materias con una masa es distinto a trabajar materia con personas y sé que tú no los ves como masa, pero ellos se ven a sí mismos así, por eso reaccionan como lo hacen. Si los conectas emocionalmente, ya tienes la mitad del trabajo, y en edad adolescente con mayor razón.

      Sobre la sorpresa, es sencillo. Sorpréndelos :) Hay muchas maneras, pero hay que ponerse ingeniosos. Me gusta pensar en las sorpresas como cuando uno quiere conquistar a alguien y prepara cosas maravillosas. Por lo general pienso con cariño en mis estudiantes y me nace hacerlos reír, llevarles cosas divertidas y asombrosas y armar todo un cuento para presentárselas. Bueno, pero este tipo de locuras son cosas mías, no me pesques :P

      Y sobre la curiosidad, aún está allí, créeme, solo que hay que encontrar la manera de despertarla. Una manera de hacerlo es encontrando lo que ya saben y lo que quieren saber… a partir de lo que se busca se pueden mostrar los pasos a seguir, antes de ello, no sucederá.

      Espero haberte ayudado un poco. Te agradezco mucho mucho tu comentario y espero que sigas visitándonos, en los artículos futuros trataremos de dar respuestas a estas interrogantes o herramientas para que podamos construir educación en conjunto.

      Un abrazo fraterno.
      Aldo.

    • Nancy: Aldo me gano en responder pero en gran parte dijo mucho de lo que yo quiero decir. Creo que los jóvenes pierden la motivación y el interés porque viven en un mundo que los bombardea todo el día con ofertas y estímulos que no responden a sus necesidades y creo que, justamente, la clave esta en interesarse por ellos. Si mi interés son ellos, ellos sentirán que hay un sentido en relacionarse conmigo; si sienten que yo aprendo de ellos al conocerlos querrán devolverme la mano y al aprender de mi, aprenderán del mundo y todo lo que como profesor tengo para entregarles.

      Es mi pensar, creo que hacemos poco por los jóvenes esperando que se interesen de manera espontanea por cosas que en el mundo de hoy, poniéndonos en sus lugares, son realmente poco interesantes y pragmáticamente inútiles en sus vidas.

      Muchas gracias por tu comentario, por favor, sigue visitándonos y no repares a la hora de comentar, todo debate nos ayuda y genera cosas siempre positivas. Saludos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s