Gobernar y Educar

Pedro Aguirre Cerda, presidente de Chile 1938-1941

"Pedro Aguirre Cerda se atrevió a realizar las reformas, se atrevió a invertir en educación y no gastar en educación. En cambio hoy, no es mucho lo que podemos esperar de los actuales gobernantes. Lamentablemente para ellos, el tema de la educación llegó para quedarse y cada vez estamos más cerca de que Gobernar sea Educar"

Es poco probable encontrar países que hayan mejorado sus indicadores de educación sin un rol estatal activo. Lo que sí es seguro, es que para lograr cambios reales es necesario que la educación sea un tema país, dejando de lado intereses particulares, enfrentando y sobreponiéndose a los diferentes intereses económicos y poderes fácticos que existen en cada país y en todo momento histórico.

Para avanzar en esas transformaciones también es necesaria voluntad política y, sobretodo, personas que ejerzan un liderazgo clave en estos temas. Hace un tiempo, en pleno conflicto estudiantil, el presidente de Chile emitió la particular frase de que la educación era un bien de consumo. Aunque se intentó interpretar, contextualizar, etc, etc, lo cierto es que lo dijo y cree en ello. Así, la educación en Chile es otra área donde los privados despliegan su arte, otro espacio para que los emprendedores hagan su invaluable aporte a la comunidad.

En este espacio quiero rescatar la figura de una persona que si tuvo liderazgo para hacer un aporte sustancial a la educación de nuestro país. Concretamente, hablamos de Pedro Aguirre Cerda, presidente de Chile, pero además un profesor que luchó por poner a la educación en el centro del desarrollo del país.

Pedro Aguirre Cerda nació dentro de una familia campesina en febrero de 1879. Asistió a diferentes escuelas públicas y hacia 1889 se trasladó a Santiago para iniciar sus estudios de Castellano y Filosofía en el Instituto Pedagógico, titulándose de profesor de castellano en el año 1900.

En 1904 publicó un trabajo llamado “Estudio sobre instrucción secundaria” donde realiza una descripción de la historia de la educación secundaria comenzando desde la colonia, destacando cuestiones como los métodos de enseñanza, etc. Dentro de este libro, hay una parte que contiene recomendaciones para mejorar la calidad y condiciones del profesorado. Así, es interesante pensar en frases como “Debe darse, pues, a la juventud que hoy difunde la enseñanza todos los medios necesarios para conservar y elevar su posición social, de manera que el maestro sea en todo caso un motivo de respeto y estimación para sus alumnos. No por otro motivo que por el que apuntamos es por lo que muchos padres de familia miran en menos a los profesores…”. Otra frase que me gustaría rescatar de forma deliberada habla de las remuneraciones del docente diciendo “La asignación de un sueldo que les permita vivir con cierta holgura es asunto de suma importancia…lo mismo que la disminución paulatina de sus horas de trabajo, de tal modo que el maestro pueda, después de cierto número de años, descansar un tanto de las pesadas labores…y le permita así mismo dedicarse a estudios que le sirvan para desempeñar debidamente los altos puestos del profesorado nacional”. Lo que propone Pedro Aguirre Cerda son cuestiones que están vigentes en la actualidad, lo extraño es que hoy muchas de estas ideas se presentan como grandes descubrimientos y se adornan con tecnicismos para sonar como el remedio definitivo a todos los males de la educación.

Continuando, Pedro Aguirre Cerda comenzó su carrera política como diputado a los 36 años, hacia 1938 es proclamado candidato presidencial por el Frente Popular (coalición en la que también participaron comunistas y socialistas, entre otros). Ya en uno de sus primeros actos como candidato encontramos menciones al problema educativo señalando: “Habréis podido apreciar que hay en el país una enorme masa de analfabetos impedida para salir de su triste condición social, masa que tiene derecho a una vida mejor…Hay muchos hombres que en edad temprana, por razón de necesidades económicas de sus familiar, han tenido que ocuparse prematuramente. Para ellos es indispensable que se establezca una escuela complementaria, donde puedan adquirir los conocimientos necesarios para mejorar su vida” (Ver trabajo de Ximena Recio). En su programa de gobierno se apreciaron distintas temáticas asociados al tema educación destacando: la gratuidad en todas sus instancias, control y garantía del Estado, protección del docente, etc.

“Gobernar es educar” es una de las frases más representativa del gobierno de Pedro Aguirre Cerda y sin duda cada profesor se identifica con ella. Llevar a la práctica esto se tradujo en la creación de más de mil escuelas de educación primaria, además de escuelas técnico/industrial que tenían una orientación acorde al modelo económico de la ISI. Durante su corto mandato (1938-1941) el presupuesto destinado a educación superó 15% del gasto Fiscal.

Pedro Aguirre Cerda enfrentó todo tipo de problemas desde su candidatura hasta su presidencia. Por las características del Frente Popular recibió numerosas críticas de los grupos oligárquicos, también se criticó el excesivo gasto económico del Estado en educación, etc. Estas críticas también las encontramos hoy cuando se quiere hacer una reforma profunda en educación. Lo paradójico es que son dos países muy distintos, pues el Chile de Pedro Aguirre Cerda fue un país con amplias precariedades materiales, un país donde era fácil discernir entre ricos y pobres, pues la diferencia se apreciaba en quienes usaban zapatos y quienes no. Como haya sido, Pedro Aguirre Cerda se atrevió a realizar las reformas, se atrevió a invertir en educación y no gastar en educación. En cambio hoy, no es mucho lo que podemos esperar de los actuales gobernantes. Lamentablemente para ellos, el tema de la educación llegó para quedarse y cada vez estamos más cerca de que Gobernar sea Educar.


“Para que la enseñanza pueda cumplir su misión social con toda amplitud es necesario que sea: gratuita, única, obligatoria y laica. Gratuita, a fin de que todos los niños puedan beneficiarse de la cultura, sin otras restricciones que las que se deriven de su propia naturaleza; única, en el sentido de que todas las clases chilenas unifiquen su pensamiento y su acción dentro de las mismas aulas escolares; obligatoria, pues es deber del Estado dar a todos los miembros de la sociedad el mínimo de preparación requerido por la comunidad para la vida cívica y social; laica, con el fin de garantizar la libertad de conciencia y hacer que nada perturbe el espíritu del niño durante el periodo formativo”.Pedro Aguirre Cerda.

Sergio Garrido Trazar

Anuncios

Un pensamiento en “Gobernar y Educar

  1. Nadie se ha atrevido a liderar un proceso del que siempre se discute pero que nunca parece ser una prioridad. Hay un temor implícito ante el hecho de tener un pueblo educado por parte de aquell@s en cuyas manos está la solución. Asunto humanamente injustificable.

    Necesitamos con urgencia un@ líder valiente y honest@. Alguien que quiera ponerle el cascabel al gato… antes que todos los ratones desaparezcamos en las garras de nuestro cruel depredador.

    El problema es que, más allá de la escasez de referentes, los tiempos actuales tienden a movernos hacia la desconfianza. Está complicada la cosa.

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s