Por la correcta convivencia

El siguiente texto está pensado para la vida en mi espacio de trabajo, pero quizás en otros espacios también se dan las mismas problemáticas, y hoy, después de algunos episodios de discriminación y agresión no puedo más que compartirlo, lo siento si es muy localista o a titulo personal, pero parte de ser profesor es también hablar desde el que-hacer propio y de la propia sensibilidad.

"Trabajar en un lugar es hacer de ese espacio parte de mi, convertirlo en una extensión de mi persona y compartirlo con aquellas personas que se construyen a si mismas también en ese lugar"

Los sucesos que nos han golpeado estas semanas como equipo de trabajo y como sociedad ponen la alerta, anuncian la crisis en las formas en las cuales estamos comprendiendo la manera en la que trabajamos y entendemos la educación, si caemos en cuenta que a veces tenemos la impresión de que nuestro gremio es así, si decimos con una facilidad pasmosa que no se puede hacer nada para impedir la forma en la que convivimos, la liviandad con la que tomamos el asunto de la convivencia y el respeto, la forma como miramos hacia el lado haciendo caso omiso a los que tienen problemas y a los que realizan acciones nocivas, creo sin duda alguna que estamos haciendo el trabajo mas fácil para aquellos que se benefician  de nuestra desunión, para aquellos que ven en nosotros simplemente un despojo profesional y que incentivan el descredito de la noble tarea de educar.

Debido a esto es que toda comunidad educativa debe poner atajo  y trabajar para cambiar dichas circunstancias, porque somos también el reflejo de la sociedad que queremos, somos lo que nuestros alumnos serán, si nosotros no podemos hablar franca y honestamente, con cuidado y respeto entonces que podemos esperar de nuestros alumnos y de la sociedad en la que vivimos.

Así que diciendo lo siento por cada vez que me equivoqué siempre es un gran comienzo, los errores y su reconocimiento son el camino correcto para ser mejores personas. Pedir perdón por cada vez que fui indiferente y también por cada vez que fui indolente, por todas aquellas personas que lastime, por todas aquellas personas que olvide.

"Somos también el reflejo de la sociedad que queremos, somos lo que nuestros alumnos serán, si nosotros no podemos hablar franca y honestamente, con cuidado y respeto entonces que podemos esperar de nuestros alumnos y de la sociedad en la que vivimos"

Trabajar en un lugar es mucho mas que andar de paso, es mucho mas que conocer personas a las cuales olvidar, es mucho mas que mi labor y mi paga, trabajar en un lugar es hacer de ese espacio parte de mi, convertirlo en una extensión de mi persona y compartirlo con aquellas personas que se construyen a si mismas también en ese lugar. Si mi espacio es sucio, indigno, mentiroso, pernicioso, solapado, es porque yo mismo permito que sea así, y me transformo en eso, la medida de mi persona es el ambiente donde trabajo.

Es por esto que es vital comenzar a comprender que somos un equipo, individuos que trabajan juntos, que viven juntos una realidad, que puede ser pasajera o permanente, pero que siempre nos define como personas, nuestro trabajo es lo que somos, por eso debemos tener buenas practicas y reducir las odiosidades, los chismes y los resentimientos, seamos personas limpias, abiertas y francas, practiquemos la tolerancia y el respeto, queramos nuestro trabajo porque así también nos estaremos queriendo a nosotros mismos, practiquemos la fraternidad profesional porque así también seremos hermanos, cultivemos el amor porque así también seremos amados.

 

Discriminado

Podría llorar tus lágrimas y correr en tus venas

Para  hacerme carne con tu dolor

Palpar tu mirada cuando triste cabilas

Cuando el futuro con sus espinas

Roe tu alma

Podría sentirte cuando caminas

En medio de la noche

Seguir tus pasos

Para así saber que tu dormir

Es tranquilo y sereno

Podría acariciar tus sueños

Y bailar al compás de tus sonrisas

Al tambor del corazón que se agita en tu cuerpo

Podría caer rendido de escucharte

Y saber que entiendes el cansancio universal

Podría acariciarte en esas noches frías

Donde el hielo hace mas que besar tu piel

Podría dormir en tu lecho para

Mirar de reojo tu felicidad

Podría ser tu hermano, hermana, compañero,

Amante, esposo, hijo,

Podría ser tú y sonreírme cada mañana en el espejo

Pero me alejo, y me pierdo

Elijo estar solo

Porque mis ideas son mas importantes que tu piel

Porque mis egoísmos son mas grandes que tus sonrisas

Y mis miedos no me dejan sonreírte, porque las ambiciones

No me dejan dormir, porque mis heridas arden cada vez que

Quiero tocarte, estoy solo, y te discrimino, porque me odio mas

De lo que te odio a ti.

"Si mi espacio es sucio, indigno, mentiroso, pernicioso, solapado, es porque yo mismo permito que sea así, y me transformo en eso, la medida de mi persona es el ambiente donde trabajo"

Anuncios

Acerca de Orlando López Pérez

Profesor de Filosofia de la Universidad de Santiago de Chile.

Un pensamiento en “Por la correcta convivencia

  1. Tuve la suerte de contar con un ambiente laboral muy bueno en mi último colegio, aunque no siempre fue así.

    Al principio, claro, como en todo colegio, existía un comportamiento muy propio del gremio: empujones, chismes, envidias, etc. Sin embargo, con el tiempo, algunos colegas convenimos en que era necesario cambiar aquello y creo que la mejor manera es enfocándose en exactamente lo que planteas: en aprender a convivir.

    Y para que la convivencia en un ambiente laboral sea sana, no basta con fiestas, reuniones, convivencias, conmemoraciones o lo que sea que se use como placebo. Para lograr un auténtico espacio de respeto hay que ser profesional.

    El profesionalismo recae no sólo en hacer nuestro trabajo, se trata de hacerlo bien. Para ello hay que poner mucho de parte de cada uno y alentar a otr@s a trabajar a tu lado y no en tu contra. No se trata de una competencia contra el gremio, se trata de una sana competencia contra mis propias capacidades.

    ¿Realmente alguno de ustedes, colegas, ha pensado en que ha hecho siempre bien las cosas? Pues eso no ayuda mucho que digamos.

    Bueno leerte otra vez, Orlando.
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s