Perspectivas para la clase de historia

A diario tanto estudiantes de pedagogía, como docentes que se encuentran en ejercicio, nos enfrentamos a la realidad de compartir con alumnos, y pasar contenidos que muchas veces para ellos son “aburridos” o “fomes”; y es parte de nuestra labor hacer atractiva y entretenida cada clase a la que nos vemos enfrentados.

Existen autores que se han dedicado a profundizar en temas de didáctica y a plantearse tanto problemas como soluciones para mejorar este ámbito de la educación y de las clases que se imparten. Este es el caso de Mario Carretero, conocido como un especialista en el desarrollo cognitivo en educación.

En uno de sus textos, Perspectivas Disciplinares, cognitivas y didácticas en la enseñanza de las Ciencias Sociales y de la Historia, Carretero nos muestra las perspectivas generales que tienen los alumnos con respecto a las clases de Historia de la escuela y como nosotros podemos transformar su estudio en una experiencia atractiva e innovadora.

Una de las situaciones que influye demasiado en el desarrollo de la clase, es en el contexto que la desarrollamos, y no tan solo se apunta en esto al entorno en que se encuentre la escuela sino que también las perspectivas que tiene el alumno con respecto a las clases que asiste y a cuan cercanas las siente. Es por ello, que se propone la historia se debe hacer más cercana a los estudiantes, comenzar primero con contenidos sociales para que, de esa forma los contenidos históricos sean más asequibles.  Otro de los temas que señala este autor es que esta ciencia por ser del tipo social no cuenta con recursos desde cierta perspectiva publicitarios, que sean capaces de hacerla atractiva a los estudiantes.

Uno de los puntos que trata el autor es la comparación entre las ciencias denominadas experimentales, y las ciencias sociales e historia; deteniéndose en mostrar las diferencias que existen entre ambas y de manera indirecta evidenciando porque muchas veces para los estudiantes se les torna mayormente atractivo estudiar las ciencias que conocemos como naturales, que la historia que es un fenómeno social.

En las ciencias experimentales el autor destaca sus siguientes cualidades:

  • Realización de Experimentos.
  • Control de variables como estrategia cognitiva.
  • Manipulación de Variables.
  • Escasa influencia ideológica.
  • Escaso relativismo.
  • Acuerdo acerca de los enfoques dominantes.
  • Efecto inmediato del resultado de la solución. Tecnología.

Lo que nos muestra que para los alumnos la ciencia es más interactiva, presenta más descubrimiento y sorpresa para ellos en cada actividad que se realiza y, por parte del docente, solo es explicar los procedimientos y pasos a seguir para observar lo que se requiere observar.

En cambio en las ciencias sociales, según Carretero:

  • No se realizan experimentos.
  • No se puede aplicar el control de variables. Se utilizan estrategias alternativas.
  • No se manipulan las variables.
  • Intensa influencia ideológica.
  • Intenso relativismo.
  • Fuertes diferencias entre enfoques.
  • Fuerte influencia afectiva y motivacional de los contenidos.
  • Efecto demorado del resultado de la solución. Tecnología social.

“La historia se debe hacer más cercana a los estudiantes, comenzar primero con contenidos sociales para que, de esa forma los contenidos históricos sean más asequibles”

Esta perspectiva es totalmente distinta pues para comprobar o evidenciar hechos utiliza pruebas generalmente escritas o testimonios de personas, registros orales, etc. La forma en que piensa cada autor tiene su dejo en los escritos, lo que demuestra que son bastante subjetivas, por lo qué, para hacerla atractiva para los alumnos, es el docente quien debe buscar estrategias distintas para cada contenido del año, buscando de esa manera el interés de parte de sus estudiantes y que estos se interesen por lo que se les está presentado.

Al no ser un área especialmente interactiva y notoriamente subjetiva, el interés decae dado que las respuestas surgidas para resolver las preguntas de los estudiantes no poseen un  carácter certero y se prestan a múltiples interpretaciones que los estudiantes no están muy dispuestos a cotejar.

A lo mejor hacer todo con atractivo visual a pesar de que no se cuente con él pueda resultar. Como docentes tenemos la capacidad de crearlo, de hacer atractivo el relato de un hecho histórico, de involucrar a los estudiantes, en fin.

Carretero, desde mi perspectiva busca (al menos en este texto), hacer un llamado a la creatividad, a nuevas formas de ver los contenidos y que a pesar de ser algo que para muchos es un aprendizaje repetitivo, puede ser presentado en miles de formas distintas y estas a su vez adaptadas a los estudiantes quienes se las presentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s