Proyecto de Ley: Nueva Carrera Docente [Parte II]

Hablábamos de la nueva Ley docente, el proyecto, con el que se espera alcanzar una mejor calidad educativa en Chile, proponiendo sueldos más altos, bonos extras, disminución de horas de trabajo, sacando a docentes con niveles “deficientes” para enseñar, etc. Mediante “filtros” se propone ir alcanzando nuevos niveles de experticia en el docente que le dará un “listado” de trabajos que puede realizar (como por ejemplo, trabajo en aula, asesorías, tutorías, etc.)  y que claro se verá reflejado en el honorario del profesor. Todo esto mencionado claramente a modo de resumen ya que hay muchos más datos.

Ahora ¿qué consecuencias podría tener?

  • Los bonos, y aumentos de sueldos, independiente de la cantidad de dinero que sea, nunca vienen mal a nadie, punto entonces para el proyecto.
  • Varios despidos de profesores “no capacitados” y aumento de la cesantía, considerémoslo negativo, entonces, restamos el punto que había ganado el proyecto.
  • Abandono del aula para ciertos profesores, punto en contra para el proyecto. Si pensamos en el supuesto de que todos los profesores lo buscan de cierta forma (vocación).
  • Obligar a docentes a realizar los cursos de perfeccionamiento, punto a favor (si lo vemos por el mayor conocimiento que este adquiría).
  • Competitividad que se presentaría entre docentes, punto en contra.
  • Desempeño por sobre la antigüedad, punto a favor.

Entonces…

Después de leer las críticas por parte de algunos colegas en la primeImagera parte de este artículo, pensé: no se si yo veo la “buena voluntad” (ojo que está entre comillas) y sólo rescato lo bueno del proyecto, o si mis colegas son demasiado críticos… no he llegado a la conclusión aún… pero más allá del dinero, o de los posibles nuevos cargos, hay una cosa que se debe señalar, el proyecto así como está le falta mucho perfeccionamiento, aún hay cabos sueltos que creo no se han considerado a la hora de presentarlo, faltan mejoras definitivamente. Admito un poco mi ignorancia al no saber si este proyecto fue realizado por un comité en el que se integraban varios profesionales de la educación: profesores, o no. Si no fue así, una lástima  porque ya es tiempo de que se den cuenta en nuestro país, que nadie sabe más de educación que un Profesor.

Concluyendo, no busco decir aquí si el proyecto es un asco o no, lo dejo en bandeja,  pero  como dicen por ahí lo cortés no quita lo valiente.

 

Proyecto de Ley: Nueva Carrera Docente [Parte I]

En las líneas de hoy y en la primera parte de este articulo, pretendo informar tanto a profesores como a futuros docentes lo que este proyecto de ley (que  tal ves  quede aguardando miles de años esperando su aprobación o no), pretende hacer y como nos beneficiará a nosotros educadores.

Este proyecto de ley propone el desarrollo profesional del docente, teniendo como consecuencia una mejora en la calidad, es decir, que el alumno obtenga una formación de excelencia por medio de estímulos hacia el profesor como un buen honorario y disminución de horas por ejemplo. Se busca atraer a la pedagogía a buenos profesionales sacando incluso a profesores con bajo desempeño del sistema para lograr una real mejora en la educación de Chile.

Son variados los “filtros” para la implementación correcta de este sistema, el primero y el cual ha sido bastante puesto en jaque, es la Prueba de Selección Universitaria (PSU), la segunda, el título de carrera acreditada y por último, la bullada (en este último tiempo) prueba Inicia. Una vez cruzadas estas 3 etapas, nos vemos envueltos en lo que denominé “Escalones de Nivel”, es decir, una vez rendida la prueba Inicia comenzamos a subir una escalera de cuatro pisos, cada una con nivel de experticia diferente, separadas entre sí por una evaluación, como lo muestra la imagen a continuación:

Image

Al entrar al sistema lo hacemos en un nivel Inicial en el cual permanecemos dos años, aquí el trabajo es en aula y con un sueldo de $600.000, una vez cumplido el tiempo mínimo (2 años) se evalúa al docente por medio de una prueba; aquí se conocerá si el profesor puede “avanzar o subir” de nivel.

Si es así, pasamos al segundo escalón: Nivel 2, Preparado. Aquí el docente permanece 4 años para rendir nuevamente otra evaluación y con un sueldo de $1.000.000 puede aspirar al jefatura de algún curso y asesoría para padres. Aprobando la prueba para seguir avanzando en otro escalón, llegamos al nivel Avanzado, en donde se debe estar cuatro años más, pero con un sueldo ahora $1.100.000, aspirando a Coordinación de algún área, o Tutor incluso de los futuros docentes.

Acabados los 4 años, terminamos en el último piso: nivel Experto. Este docente puede realizar Asesorías técnico pedagógicas tanto inter escolar como entre escuelas, y alcanza un sueldo de $1.300.000. Entonces,  si paso las evaluaciones con éxito, en 10 años de carrera logro estar, en el nivel máximo, dejando atrás la antigüedad por sobre el desempeño. Claramente y hasta el minuto, esta iniciativa PINTA PARA SER UN MUY BUEN PROYECTO, esperemos que así sea…

La conversación de metro

“Debería haber estudiado para párvulos… el otro día mientras me mataba estudiando ecuaciones, ellas estaban creando canciones para los niñitos…. esa era su prueba, ¿podih creerlo?”

Bajé las escaleras, llego el metro al andén, se abrieron las puertas, sonó el pito característico ligado a un “comienza el cierre de puertas”, me subí, y ahí, apretada me afirme del mismo fierro en que dos jóvenes estudiantes universitarias (era obvio) se tomaban. Llegué creo al principio de la conversación.

La de pelo castaño oscuro reclamaba por la cantidad de trabajos que tenía que hacer, que no disponía tiempo, que estaba cansada, que pidió no sé cuántos libros en la biblioteca y que casi no había dormido, la otra, la más delgada, se enojaba porque cálculo 2 era un martirio, y no concebía como algo tan lógico no entraba en su cabeza…

Ambas alegaban y contaban sus historias, sus obligaciones, sus quehaceres diarios, etcétera, y yo claro, también pensaba en todo lo que me tocaría hacer esa tarde… hasta que algo interrumpió mi lista imaginaria de tareas y me hizo poner aun más atención a lo que hablaban mis “acompañantes de viaje”. La más delgada luego exteriorizar todo lo que necesitaba terminó con la frase que hizo ‘clic’ en mi cabeza: “debería haber estudiado para párvulos… el otro día mientras me mataba estudiando ecuaciones, ellas estaban creando canciones para los niñitos…. esa era su prueba, ¿podih creerlo?” a esta frasecita la de pelo castaño responde: “pff, el otro día también, lo único que hacían era cortar papeles y hacer monos, ¿qué onda? Así cualquiera, me voy a cambiar de carrera (risas)”. Ahora, no sé ni me pregunten de qué hablaban después de eso, porque yo me perdí en la frase.

A modo muy personal, desconozco que hacen las personas estudiantes de educación de párvulos en sus clases, y cuáles son sus pruebas o de qué constan sus trabajos, pero si esas fueran realmente sus evaluaciones, ¿está mal? Me surgieron varias preguntas y como no tengo certeza de lo modos  o pautas en sus pruebas, me cuesta aun más poder analizar.

“Trabajan para los más pequeñitos, y los jardines infantiles se caracterizan por ser coloridos, llenos de dibujos, con música, buenos juegos y dinámicas, “tías” con estudios de psicología, etc., entonces… ¿debería criticarse que una de las evaluaciones sea crear una canción?”

Trabajan para los más pequeñitos, y los jardines infantiles se caracterizan por ser coloridos, llenos de dibujos, con música, buenos juegos y dinámicas, “tías” con estudios de psicología, etc., entonces… ¿debería criticarse que una de las evaluaciones sea crear una canción? Yo sé y entiendo a qué se referían mis acompañantes de metro (cosa que a todo esto me cuenta explicar pero que, al igual que yo, supongo también entenderán ustedes) pero si hablo desde el concepto de “dificultad” puedo caer en un gigantesco error, ya que está de más decir cuan abismantemente subjetivo es ese criterio.

No pretendo estudiar la malla curricular de la carrera en equis universidad, ni analizarla e intentar “mejorarla” porque no me corresponde, pero esta conversación sin duda me marcó, tanto como para cuestionarla y compartirla con ustedes lectores.

Que difícil es ponerme en ambos lugares y no lograr posicionarme en ninguno de los dos polos por encontrar razones importantes y dignas de defender por ambos lados.

 No sé si será “básica” la formación y muy complejo el trabajo, no sé si la formación esta en igualdad de relación con las tareas a posteriori, o si tanto la formación como el trabajo son inmensamente complejos, mas creí muy importante compartirlo mediante este canal, tal vez así ustedes sean partícipes de esta conversación de metro.